Cuando trabajar la tierra se convierte en una forma de resistencia

campesinos trabajando

De acuerdo al “Council for European Palestinian Relations” el aporte del sector agrícola al PIB palestino pasó entre 1993 (acuerdos de Oslo) y 2009 de un 13% a un 4’8%, debido a las prácticas ilegales de la entidad sionista, véase robo de tierras, confiscación de recursos hídricos y control sobre las exportaciones.

Debido a la utilización de métodos tradicionales y, en el caso de Gaza, a la escasez de maquinaria, el sector agrícola influye en gran medida en los porcentajes de desempleo, ya que requiere de un número elevado de mano de obra.

Pero aun más importante; la agricultura constituye la base de la autosuficiencia del pueblo Palestino y representa mejor que ninguna bandera su unión milenaria con esta tierra.

A.Q. nos muestra la canasta de gas lacrimógeno que las fuerzas de ocupación acaban de disparar contra su tractor.

A.Q. nos muestra la canasta de gas lacrimógeno que las fuerzas de ocupación acaban de disparar contra su tractor.

Durante las sucesivas agresiones sionistas contra el enclave costero, buldóceres militares y tanques israelíes arrasaron miles de hectáreas de terreno agrícola, arrancando árboles frutales y olivos, destruyendo invernaderos y pozos de agua además de bombardear con drones y aviones de guerra cualquier infraestructura agrícola que encontraran a su paso.

Sin embargo, en Gaza, los periodos de entreguerras no son mucho más favorables para el campesinado, por ello entrevistamos a varios campesinos de la provincia de Khan Younis, una de las más atacadas por francotiradores y buldóceres israelíes, quienes nos explican su situación actual. “Apenas hay agua y el agua que tenemos es salada. La opción es comprar agua dulce, pero además de ser demasiado cara el suministro es casi inexistente, sólo tenemos unas 8 horas de electricidad al día… ¿como podemos trabajar así, sin electricidad ni agua?”

Francotiradores israelíes disparando contra campesinos.

Francotiradores israelíes disparando contra campesinos.

Mohamed A. T. añade, “finalmente estamos pagando a los sionistas por el agua que nos roban! Pero que opción nos queda si nuestros pozos son salados y en muchas zonas (dentro de la llamada Buffer Zone) ni siquiera nos dejan construir pozos”.

Al problema con el agua y la electricidad hay que sumarle los constantes ataques contra los campesinos por parte de francotiradores israelíes y las periódicas incursiones de buldóceres militares para arrasar tierras cultivadas. “Mis tierras están relativamente cerca de la valla, así que no puedo poner un pie en ellas entre las 6 de la tarde y las 6 de la mañana sin que me peguen un tiro. ¿Qué puedo hacer si la electricidad no viene hasta después de las 6 de la tarde? Tengo que dejar mis tierras sin regar arriesgándome a perder la cosecha”.

Otro obstáculo que deben sortear los campesinos de Gaza es el criminal bloqueo impuesto por la entidad sionista, que impide la entrada de fertilizantes y pesticidas, aumentando aun más los costes de producción y reduciendo aun más la productividad. “El bloqueo además nos impide exportar, incluso a Cisjordania. Todos estos problemas están destruyendo la economía de los campesinos… todos estamos endeudados. Todos tenemos deudas con la municipalidad, con la compañía de aguas, la eléctrica. La falta de agua y electricidad nos está terminando de matar”.

Buldóceres militares arrasando cultivos.

Buldóceres militares arrasando cultivos.

Además, después de las últimas agresiones masivas contra la Franja de Gaza los campesinos tienen miedo de volver a invertir en sus tierras, ya que saben que en una futura agresión estas serán nuevamente objetivo del poder militar de la entidad sionista. Y es que la destrucción de la capacidad productiva palestina garantiza un mercado cautivo de 5 millones de personas, aproximadamente 2 millones en Gaza y 3 en Cisjordania, para el excedente productivo israelí. Además de lastrar la capacidad de lucha del pueblo palestino en busca de su independencia. “Gaza sobrevive por las ayudas, por la caridad… esta es la verdad. Es lo que nuestro enemigo quiere para nosotros. Esperamos que la gente de Europa, América, Asia… nos escuche y nos ayude a terminar con el bloqueo. ¿Por qué atacan a campesinos? Sólo somos personas normales. ¿No tenemos derecho a vivir en paz?”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>