Pescadores palestinos son torturados sistemáticamente en el puerto de la ciudad turística de Ashdod

Sólo en los últimos 3 meses la entidad sionista ha robado 21 barcos y hundido 2 más a los pescadores de Gaza.

De promedio cada pequeña embarcación provee para al menos 20 personas, mientras que las grandes sustentan a 100 personas como mínimo. Esto significa que únicamente en estos 3 meses alrededor de 550 personas perdieron su fuente de ingresos, lo que en un contexto como el del Beach Camp, campo de refugiados en el que viven la mayoría de pescadores afectados, se traduce en una situación de severa inseguridad alimentaria.

Puerto de Gaza

Puerto de Gaza

Para más inri, todos estos ataques se produjeron dentro del límite impuesto unilateralmente por la entidad sionista, es decir, dentro de las ridículas 6 millas de que, teóricamente, disponen los pescadores de la sitiada Franja. Como uno de los pescadores entrevistados por GTYL indica, “la ocupación sabe perfectamente a quien ataca y a quien secuestra, no es por casualidad o porque crucemos ninguno de los limites que nos imponen. Vienen a por nosotros. Nos secuestraron a mi y a mi primo cuando estábamos a menos de una milla de la costa, cuando el límite que nos habían impuesto ese día era de 6 millas”.

Es sabido por todos que una de las principales razones detrás de estos secuestros es la necesidad que tiene la entidad sionista de espías dentro de Gaza, ya que una vez en el puerto de Ashdod miembros de la inteligencia sionista intentan comprar y/o chantajear a los pescadores para que se conviertan en colaboradores.

Pescadores de Gaza atacados por la entidad sionista

Pescadores de Gaza atacados por la entidad sionista

Un pescador, que dada la sensibilidad del asunto insistió en permanecer en el anonimato, explicó a GTYL lo que pasaron el y sus primos mientras estaban en el puerto de Ashdod, “nos sentaron en una habitación. Había una mesa frente a nosotros con dos bandejas, una llena de oro y otra de dinero. Nos dijeron que si trabajábamos con ellos sería todo para nosotros. Después empezaron a preguntarnos por nuestros familiares, vecinos y cualquiera sobre el que pensaran que podíamos saber algo”.

La mayoría de los pescadores secuestrados son torturados durante los interrogatorios en el puerto de Ashdod y sufren todo tipo de abusos físicos y psicológicos mientras se encuentran en manos de las fuerzas de ocupación sionistas. Son golpeados, sus cabezas son restregadas por el suelo y con fregonas sucias y los soldados pisan sus cabezas con las botas militares. Estos son únicamente algunos de los ejemplos más recurrentes en la mayoría de testimonios

Barco de guerra sionista frente a pescadores palestinos

Barco de guerra sionista frente a pescadores palestinos

Sin embargo, las humillaciones ya empiezan en el mar, donde la mayoría de pescadores son obligados a quitarse la ropa y nadar desnudos hasta las naves de guerra sionistas. En muchos casos por entonces los pescadores ya han sido heridos por balas recubiertas de goma, proyectiles especiales de tela llenos de perdigones o directamente fuego real.

Resulta curioso, por decirlo de alguna forma, que todo esto suceda a pocos metros de playas llenas de turistas. Turistas en su mayoría rusos, europeos y americanos que disfrutan de sus vacaciones en la única democracia de oriente próximo, ignorantes o indiferentes a lo que esta pasando en el puerto que tienen frente a sus narices. Y es que si buscamos Ashdod en Google, veremos que todos los resultados son de hoteles, restaurantes y demás páginas relacionadas con el turismo en esta ciudad artificial fundada en 1956. Ni un resultado sobre tortura, violaciones de derechos humanos, opresión, genocidio, limpieza étnica…

Pescadores palestinos siguen saliendo al mar en busca de sustento para sus familias

Pescadores palestinos siguen saliendo al mar en busca de sustento para sus familias

Los términos genocidio y limpieza étnica no son utilizados a la ligera, ya que esta ciudad artificial, como todas las ciudades no-árabes dentro de la colonia sionista, ha sido construida sobre las ruinas de las decenas de aldeas palestinas que había en esa zona. Como El Majdal, Hamama, Masmiya, Sawafir, Barbara, Yibna, El Jora, Jules o Herbia. Aldeas de donde son originarios estos mismos pescadores, hoy encerrados en Gaza y que paradójicamente, sólo pueden regresar a sus tierras cuando son secuestrados por la entidad sionista para ser torturados y humillados en Ashdod antes de ser devueltos a la cárcel en la que sobreviven junto a 2 millones de palestinos más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>